Calorías líquidas: Un “enemigo” oculto | ILSO Clínica

Calorías líquidas: Un “enemigo” oculto

Cuando buscamos mejorar la alimentación, lo primero que miramos es la comida en la mesa y olvidamos las bebidas o lo que es igual, las calorías líquidas.

Eres de las personas que cuidan su dieta con el objetivo de perder unos kilos, una buena recomendación que podemos darte para favorecer el logro de tus planes es que tengas especial cuidado con las calorías líquidas, es decir, con aquellas que bebes a diario.

Sabemos que en cualquier época del año es importante beber una adecuada cantidad de líquidos a diario.

Pero si lo que buscas es mejorar tu alimentación, lo primero que miramos es la comida en la mesa y olvidamos las bebidas o lo que es igual, las calorías líquidas.

Olvidamos que en lo que bebemos también puede existir un gran aporte energético que esté dificultando el logro de un balance que nos permita, por fin, llegar a un peso saludable.

Las bebidas siempre son consideradas mayormente agua, aunque muchas de ellas tienen nutrientes tales como el azúcar y en menor medida podemos encontrar lácteos o bebidas a base de leche que además de hidratos poseen proteínas y grasas.

Por si fuera poco, también tenemos bebidas con alcohol que sabemos, aportan calorías sin nutrientes importantes al organismo.

Dado que las bebidas no son sólo agua, también pueden sumar calorías. Por ello, no debemos olvidarlas si buscamos ajustar nuestro ingreso calórico para perder peso.

Sabemos que necesitamos un mínimo de 10 vasos de líquido cada día, y si en ellos olvidamos las calorías de las bebidas, podemos estar sumando una notable cuota de energía que en estos momentos no ayudan, sino que entorpecen nuestro objetivo de adelgazar.

Las bebidas por ser líquidas no sacian igual que un alimento sólido, pero es importante cuidar las calorías que pueden sumar hasta 1000 por día, si tenemos en cuenta que los refrescos azucarados ofrecen en promedio unas 85 Kcal por vaso.

Entonces, es importante escoger correctamente la bebida a consumir para que nuestra dieta sea cuidada en su totalidad y podamos conseguir perder esos kilos de más.

Por ello, hoy te mostramos las calorías de las bebidas más habituales y te contamos si son opciones saludables al momento de cuidar nuestro cuerpo:

Agua mineralizada: contiene micronutrientes necesarios para el organismo tales como potasio, sodio, cloro entre otros con 0 Kcal por porción. Es una buena opción si queremos beber sin aporte energético.

Bebidas deportivas o isotónicas: son especialmente diseñadas para reponer líquidos y nutrientes tras un esfuerzo intenso y aportan 45 Kcal por vaso. Si bien no ofrecen muchas calorías, no es recomendable emplearlas como bebida habitual diaria.

Refrescos azucarados: tienen el doble de azúcar que las bebidas deportivas y aportan 85 Kcal en promedio por vaso sin ofrecer vitaminas o minerales en cantidades apreciables. No son aconsejables si estamos cuidando nuestro cuerpo.

Cerveza: aporta unas 84 Kcal por vaso que derivan principalmente del alcohol que posee, contiene un poco de hidratos y aunque no la aconsejamos como bebida habitual, podemos beberla con moderación de vez en cuando, pues además de calorías, aporta minerales, vitaminas del complejo B y antioxidantes.

Refrescos sin azúcar: son 0 Kcal por porción, no aportan micronutrientes pero sí son ricos en sustancias químicas y cafeína estimulante del sistema nervioso, por ello, no es recomendable abusar de este tipo de bebidas y sólo limitar su consumo a ocasiones especiales si queremos cuidar la salud.

Vino tinto: aporta unas 110 Kcal por copa siendo éstas producto principalmente del alcohol que posee. Y aunque no debemos abusar de esta bebida, podemos beber a diario una copa para obtener sus minerales y, sobre todo, sus polifenoles antioxidantes.

Infusión de té o café sin azúcar: sólo aportan 4 Kcal por taza y pueden ofrecernos minerales y antioxidantes varios según la infusión que escojamos. Podemos beber hasta 3 tazas diarias, pues tampoco debemos pasarnos con la cafeína.

Bebidas energizantes: además de contener fuertes estimulantes del sistema nervioso aportan entre 90 y 120 Kcal por vaso pues contienen azúcares simples además de otras sustancias en las que no debemos excedernos. Como es de esperar, no podemos emplear esta bebida como fuente de líquidos habituales.

Zumos de frutas envasados: generalmente tienen además del zumo de fruta natural, azúcares agregados que contribuyen a que un vaso contenga unas 85 Kcal, cantidad apreciable si buscamos cuidar las fuentes de energía de la dieta.

Como podemos ver, la mayor parte de las bebidas son una fuente importante de calorías líquidas, por ello, debemos prestar atención si queremos perder peso, pues allí puede estar nuestro error si olvidamos tener en cuenta lo que bebemos.

Si quieres mejorar tu salud, no olvides tener especial cuidado con las calorías líquidas y recuerda escoger correctamente la bebida que acompañará fielmente cada una de tus comidas del día.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: