Dan leche materna personalizada a bebés prematuros | ILSO Clínica

Dan leche materna personalizada a bebés prematuros

Un programa pionero que hasta el momento ha recaudado más de 900 litros de leche materna donada que han servido para alimentar a 230 bebés prematuros.

Cada bebé prematuro necesita la leche materna adecuada a su edad gestacional. Por eso, en la Unidad de Nutrición Personalizada de Neonatología del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, los neonatos que lo necesiten reciben leche materna donada que corresponde con su tiempo de gestación y edad postnatal. Una iniciativa solidaria en la Semana Mundial de la Lactancia Materna.

Esta es la primera unidad de nutrición de leche materna donada y personalizada que funciona en España. Un programa pionero que hasta el momento ha recaudado más de 900 litros de leche donada que han servido para alimentar a 230 bebés prematuros en apenas un año de funcionamiento.

Con motivo de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, del 1 al 7 de agosto, EFEsalud visitó esta unidad del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid que ofrece leche materna de una madre cuyo hijo nació con la misma edad gestacional que el bebé que la necesita.

La doctora Silvia Caballero, especialista en Neonatología en la ‘Unidad de Nutrición Personalizada de Neonatología’; y Francisca Soler, una de las 190 madres que han donado leche, nos cuentan más sobre esta  iniciativa.

Leche materna a la carta

La singularidad de este nuevo servicio que lo diferencia de otros bancos de donación de leche materna es que la leche que se ofrece está “personalizada”.

Es decir, la leche se ajusta a las necesidades específicas del bebé prematuro que la precisa. Esto se debe a que la donante es madre de un bebé que tiene un tiempo de gestación y edad postnatal similar al bebé que necesita la donación, por tanto, es la leche ideal para el bebé paciente.

“El tipo de leche que produce una madre va cambiando. Durante los primeros cinco días de lactancia produce calostro, luego transición y luego leche madura”, explica la doctora Silvia Caballero.

Existen varios tipos de leche materna y, a medida que el niño va creciendo, la leche que produce su madre va adaptando y cambiando su composición en función de las necesidades del niño. Por eso es conveniente que cada bebé se alimente con el tipo de leche que le corresponda en cada momento.

“Nosotros clasificamos la leche por edad gestacional. Tenemos una variedad de unos nueve tipos de leche que podemos ofrecer según el tipo de receptor que tengamos, teniendo siempre como prioridad el bebé menor de 32 semanas”, apunta la doctora.

Clasificación de la leche donada

En la ‘Unidad de Nutrición Personalizada de Neonatología’ del Hospital Gregorio Marañón, la leche donada se clasifica por tramos de edad gestacional:

Menor de 28 semanas

De 28 a 32 semanas

De 32 a 37 semanas

Por encima de las 37 semanas.

“Por ejemplo, si el bebé nace con 24 semanas, buscamos en nuestro stock leche que tengamos por debajo de 28 semanas y le damos la que más se aproxime”, explica la doctora Caballero.

Lactancia materna
Cada bebé prematuro necesita la leche materna correspondiente a su edad gestacional. EFE/Claudia Böesser

Singularidad de la unidad

Otra particularidad que singulariza esta Unidad es que no se mezclan leches de diferentes donantes.

“Todos los lotes son siempre de la misma donante y del mismo tipo de leche. Eso permite que el niño reciba siempre el tipo de leche que necesita y si es una donante muy activa tendrá leche suficiente para poder cubrir toda la donación que necesita ese niño”, explica la doctora Caballero.

“Esto no se podría hacer en otros bancos de leche porque allí la leche que se distribuye va a diferentes hospitales y es muy difícil que coincida que un hospital reciba siempre la leche de la misma donante. Esta es la singularidad de nuestro programa” añade.

Además, esto permite que una madre pueda recuperar la leche que ha donado para auto consumo (siempre que aún no haya sido dispensada) si dicha madre, por cualquier razón, deja de tener suficiente.

leche materna

Lactancia Materna
Unidad de Nutrición Personalizada de Neonatología del Hospital Gregorio Marañón de Madrid. EFE/Claudia Böesser

Beneficios para la salud del bebé prematuro

En lo que se refiere a los beneficios médicos, este proyecto ha logrado disminuir en más del 80 % la incidencia de enterocolitis, una enfermedad que afecta al intestino y el colon y que puede requerir cirugía.

Asimismo, ha registrado una disminución de la tasa de bacteriemia relacionada con catéter al poder retirar antes la vía intravenosa para la nutrición de los bebés.

“La leche materna ha demostrado múltiples beneficios en el bebé prematuro. Por ejemplo, la prevención de la enterocolitis necrotizante y la mejora en la evolución del neurodesarrollo. También tiene un papel protector frente infecciones frente a un mejor desarrollo pulmonar, frente a un mejor crecimiento”, afirma la doctora Caballero.

“Sin las donantes esto no funcionaría”

La doctora Caballero ha querido agradecer la labor de las mujeres donantes, que a fin de cuentas, son las verdaderas protagonistas.

“Sin las donantes esto no funcionaría. Nuestro país se caracteriza por un altruismo tremendo y este es un ejemplo más del altruismo en España” señala la doctora, que no duda en recalcar la generosidad de las madres donantes.

“El dar a ellas también les está ayudando a sentirse mejor puesto que tienen a sus niños ingresados y lo están pasando muy mal. Es como una especie de tratamiento psicológico para ellas. Sentir que están ayudando a su hijo pero también a otros niños les hace sentirse mucho mejor”, explica.

Lactancia materna
Una mujer amamanta a su bebé. EFE/Sáshenka Gutiérrez

Francisca Soler, que donó durante varios meses el año pasado, corrobora las palabras de la doctora.

“Cuando nació mi hijo de forma prematura me dijeron que tenían que operarle y que durante una semana no iba a poder consumir nada de leche, por eso empecé a donar. Después de que le dieran el alta, seguía sin poder consumir toda mi leche. Así que seguí donando durante cuatro meses más”, cuenta Francisca.

“Me gustaba saber que podía ayudar a otro pequeño. Pensar que puedes ayudar a otro niño a salir adelante con tu leche, ya que tu niño no puede, te hace sentir un poquito mejor dentro de lo mal que te sientes”, confiesa.

En total, Francisca Soler donó 41 litros de leche materna que beneficiaron a muchos otros bebés prematuros y a sus familias.

Gracias al altruismo de Francisca y de las más de 190 madres donantes, la Unidad de Nutrición Personalizada de Neonatología ha conseguido obtener 900 litros de leche donada, unos volúmenes que supera los de muchos bancos de leche regionales de España.

Fuente: EFE

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: