"Dietas milagro" pueden provocar descalcificación y calambres | ILSO Clínica

“Dietas milagro” pueden provocar descalcificación y calambres

Las dietas milagro pueden ocasionar problemas mayores de salud, lo recomendable es acudir a un profesional de la salud que brinde asesoría en el proceso de bajar de peso.

Diversos riesgos a la salud se pueden desencadenar por la ingesta de “dietas milagrosas” que se difunden en Internet, cuando lo más recomendable es acudir al nutriólogo, advirtió la nutricionista Amalia Mejía Pérez.

La experta adscrita a la Unidad Médico Familiar número 1 delegación Puebla reconoció que, con motivo del inicio año, uno de los principales propósitos de las personas es bajar de peso.

Sin embargo, esto lo hacen de manera equivocada. Acuden a recomendaciones de los vecinos, amigos, o navegando en la web, cuando la mejor forma es cambiar los hábitos alimenticios.

En su experiencia, precisó, las “dietas milagro” conllevan riesgos para la salud. Entre ellos: aumento de colesterol por la ingesta únicamente de proteína y pasta, además de colon perezoso por el consumo sólo de jugos de frutas o verduras.

A ellos se agregan estreñimiento por el cambio de alimentos, nutrientes y eliminación de minerales.

Además de un aumento de gases debido a la falta de verduras, lo que ocasiona agotamiento durante el día y calambres por reducción de alimentos ricos en calcio.

Te puede interesar: Atención multidisciplinaria, necesaria contra obesidad

La especialista indicó que las personas que acuden a este tipo de dietas también corren el riesgo de padecer defensas bajas, lo que las hace susceptibles de enfermedades como gripa o cualquier infección viral.

Aunado a ello se pueden presentar daños en la vesícula como consecuencia de ayunos prolongados, lo que puede provocar piedras en ese órgano del cuerpo.

“El rebote de peso es la peor pesadilla de quienes hacen dieta, porque sí lograrán bajar de peso durante los dos primeros meses, pero como no están acostumbrados a ese tipo de alimentación y regresan a sus viejos hábitos alimenticios, entonces recuperan el doble de los kilos que hayan bajado, es decir, ‘si bajé cinco kilos, subiré 10 kilos’”, explicó.

Mejía Pérez recomendó a las personas acudir con un especialista en salud como médico, psicólogo o nutriólogo, este último podrá recomiendar una dieta balanceada.

Ésta tiene como beneficios fortalecer el sistema inmune, ayudar a tener un peso saludable, evitar enfermedades como la diabetes, hipertensión arterial, obesidad y cáncer.

Para quienes deseen iniciar una dieta, recordó, éstas deben ser prescritas por especialistas, deben ser personalizadas y adecuadas a la talla, peso, edad, sexo, actividad física y de acuerdo a los hábitos de la persona.

El Plato del Bien Comer es una buena herramienta para ayudar a las personas a mantener su peso, se habla de un plato de nueve pulgadas que puede contener una porción de frutas y otra de verduras, además de un cuarto de cereales y leguminosas y otra cuarta parte de proteína de origen animal.

En promedio un mexicano con vida sedentaria debe consumir de mil 600 a mil 800 caloría al día.

De manera casera se pueden medir los alimentos con la mano, es decir, lo que abarque con las dos manos entrelazadas es la porción de frutas y verduras que puede consumir.

La palma de la mano es el tamaño de la proteína a consumir, el tamaño del dedo meñique es el tamaño de la grasa natural a consumir.

De acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud 2016 el 69 por ciento de la población en México tiene problemas de sobrepeso y obesidad.

En el 2012 en áreas rurales se tenía que el 63 por ciento de la población tenía ya problemas de obesidad; para 2016 aumentó al 67 por ciento. En tanto, en zonas urbanas se mantuvo la cifra, ya que en 2012 se tenía 69 por ciento, y así se mantuvo en 2016.

Notimex

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: