En México, 30 por ciento de niños con sobrepeso u obesidad tiene prediabetes | ILSO Clínica

En México, 30 por ciento de niños con sobrepeso u obesidad tiene prediabetes

El consumo de “alimentos chatarra” y aquellos altos en azúcares son detonantes para prediabetes,  diabetes tipo 2 y otras comorbilidades.

La epidemia de sobrepeso y obesidad constituye un problema de salud pública en México, el cual no se restringe sólo a los adultos, ya que la prediabetes en niños va en aumento, así lo revelan especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México.

De acuerdo con la académica y especialista de la Facultad de Medicina de la UNAM, Ana Lilia Rodríguez Ventura, este es un problema con graves consecuencias en la población infantil del país, ya que 30% de los niños con obesidad presentan prediabetes.

La doctora aseveró que la prediabetes y diabetes tipo 2 se diagnosticaba en adultos mayores de 30 años, durante las décadas pasadas. Ahora los menores enfrentan esta y otras enfermedades metabólicas vinculadas al sobrepeso.

Sin embargo, de acuerdo a lo dicho por la investigadora, “actualmente hay infantes de ocho y 10 años que ya tienen diabetes tipo 2, cuando antes esa enfermedad se presentaba de los 40 años en adelante”.

En ese sentido, indicó que todo ello como consecuencia de la epidemia de sobrepeso y obesidad en el país, ya que se registra en 75% de la población adulta y 35% de los niños, originada en gran medida por un alto consumo de comida chatarra y bebidas azucaradas.

Respecto a la prediabetes y diabetes tipo 2, la especialista de la UNAM destacó que se estima que para 2025 habría 333 millones de diabéticos en el planeta, pero en 2016 se alcanzó la cifra de 422 millones.

prediabetes: Reducir el consumo de chatarra y azúcar, la clave para evitarla

Marcia Hiriart, investigadora y exdirectora del Instituto de Fisiología Celular (IFC), recalcó que ella y sus colaboradores han estudiado el efecto del azúcar en la salud, y que, de tomarse las medidas adecuadas para reducir su consumo, podría combatirse la prediabetes y la actual epidemia de enfermedades metabólicas:

“En un modelo animal hemos visto que tomar bebidas azucaradas origina el síndrome metabólico, que aumenta la probabilidad de desarrollar, especialmente, diabetes mellitus. Es muy claro que un exceso de azúcar en la dieta no es bueno para la salud”.

Por lo anterior y como parte de otras medidas para contrarrestar el consumo de comida chatarra y bebidas azucaradas, las especialistas indicaron que es fundamental limitar su ingesta.

Pero, además, advirtieron que otra de las claves fundamentales contra la obesidad, prediabetes y diabetes tipo 2, es la actividad física, recomendando realizar entre 150 y 300 minutos a la semana, ya que, de pasar más de 11 horas sentados, el riesgo de muerte cardiovascular es enorme.

Datos sobre obesidad

En los últimos 40 años, el número de niños obesos en el mundo se ha multiplicado por 10, y, de mantenerse las condiciones actuales, para el 2022 habrá más población infantil y adolescente con obesidad que desnutrida, calcula el estudio, según datos del Imperial College de Londres y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

América Latina no está exenta y las alarmas también están activadas. Tanto la falta de una alimentación balanceada como el exceso en el consumo de alimentos procesados son causa de una crisis global de malnutrición. México, particularmente, ocupa el primer lugar mundial en obesidad infantil, según información de Unicef.

Recomendaciones

Los niños con sobrepeso u obesos no deben someterse a una dieta de reducción de peso sin consultar al médico. Sin embargo, existen ciertas acciones que como papá o mamá puedes tomar para mejorar la alumentación y salud de tus hijos:

No limites su ingesta de alimentos, más bien asegura que desarrollen hábitos alimenticios saludables.

Ofrézceles muchas frutas y verduras con productos integrales todos los días.

Usa leche y productos lácteos bajos en grasa o sin grasa.

Agregue carne magra, pescado, lentejas, frijoles y cereales para incluir proteínas.

Incrementa su consumo de agua.

Los niños deben participar regularmente en al menos 60 minutos de actividad física de intensidad moderada. Comienza a hacer ejercicio y anima a tu hijo a unirse.

Haz que la comida sea interesante. Una presentación atractiva de la comida es tan importante como cocinar una comida saludable. Pica las verduras en formas divertidas que sean atractivas para ver.

Si tu hijo insiste en comer comida rápida, modifica la receta para que sea saludable. Usa granos enteros en lugar de los refinados y pan integral en lugar de pan blanco. Evita poner aderezos altos en calorías.

Fuente: UNAM

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: