Escribir te ayuda a adelgazar  - ILSO | Instituto Latinoamericano de Sobrepeso y Obesidad

Escribir te ayuda a adelgazar 

Papel y lápiz pueden ser herramientas eficientes para lograrlo.

Los nutriólogos afirman que quienes mantienen un diario de los alimentos que consumen cada día adelgazan más que quienes no lo hacen. Esta práctica te permite ver en retrospectiva lo que comes un día o una semana y evaluar tu elección de alimentos y cantidades y para determinar porqué subes, bajas o mantienes el mismo peso.

Los diarios de comidas sirven para asumir responsabilidad, dice Elisa Zied, especialista en nutrición de Nueva York. “El ser responsable de tus actos te confiere la habilidad de hacer cambios y ver cómo puedes mejorar. Es muy fácil comer sin fijarse, pero cuando lo anotas en un papel, puedes sorprenderte al ver cuánto consumes”.

Qué hay que anotar

Decídete a escribir en su diario cada vez que comas algo, para que se vuelva un hábito que te será muy útil. Para mejores resultados, te recomendamos escribir lo siguiente:

Cada bocado que llevas a la boca. Es decir, comidas, refrigerios o tentempiés, y hasta muestras que te den en el supermercado. Si quieres concer un poco más sobre las prorciones que consumes, consulta con Nuestros Expertos en Sobrepeso y Obesidad.

Dónde y cuándo comesPudieras tener un patrón de ingesta de alimentos por la noche o entre comidas. Algunas personas olvidan la disciplina al cenar afuera, y otras encuentran una tendencia a ingerir calorías en exceso mientras manejan o en el escritorio.

Cómo te sientesLas emociones pueden orillarnos a comer más de lo que deberíamos. Percátate si estás teniendo un día pesado en el trabajo, estás preocupado o preocupada por tu matrimonio o sientes presión por una lista interminable de cosas que hacer.

Con quién estásCiertas personas comen con entusiasmo cuando se hallan solas, otras con compañía.

Las circunstancias. Si comes helado, anota si es que tuviste el antojo por dos noches y al final sucumbiste a la tentación. Si te sirves otra porción a la hora de la comida porque consideraste que podría desperdiciarse o echarse a perder, anótalo.

Actividad y ejercicio. No es solo lo que entra cuenta. Las calorías que quemas cuando caminas, trabajas en el jardín o haces ejercicio cuentan para perder o ganar peso.

La hora de acostarseSi duermes poco, podrías comer de más. Manten un rutina de sueño que te permita descansar.

Sin jugo de fruta y suficiente sueño; la solución de Amsterdam a la crisis de obesidad

Cambios de peso. Debes apuntar tu peso semana a semana, considera también anotar medidas tales como caderas, cintura, pecho, muslos y brazos con regularidad. Observa cuáles medidas se reducen.

Consejo: Use su diario de comidas como si fuera su chequera.

Imagínate que te “pagan” cierta cantidad de calorías cada día. Esas calorías son tu estado de cuenta. Al comer durante el día, deduce del saldo la cantidad de calorías de todo lo que comes para monitorear tus hábitos de consumo.

Dónde anotarlo

Cualquier libreta cuadriculada o a rayas te servirá de diario, pero hallar un método que vaya con tu personalidad puede hacer que seas disciplinado o no en su uso.

Busca en las papelerías cuadernos en blanco. Quizá uno con una cubierta o forro atractivo te anime a apuntar seguido. Invierte en un bolígrafo de calidad también.

Si deseas más guía que un papel en blanco para llevar tu diario. Mira ejemplos en el sitio familydoctor y en womenshealth. O si prefieres hacerlo de manera electrónica, ve a fitday (en inglés).

Recuerda siempre asesorarte con un profesional de la salud. Nuestros expertos en sobrepeso y obesidad te pueden apoyar. ¡Consúltalos!

También te puede gustar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *