Perder peso vs perder grasa  | ILSO Clínica

Perder peso vs perder grasa 

Cuando dices que quieres perder peso significa que quieres disminuir el número en la balanza, lo que pesa tu cuerpo.

Cuando dices que quieres perder grasa, significa que quieres disminuir la cantidad de grasa que está en tu cuerpo, es decir, la responsable del aumento de tallas.

Nuestro peso es la suma de todos los componentes de nuestro cuerpo puesto sobre una báscula, el cual está compuesto por “masas”, de células, órganos, y  músculos.

La parte que no es grasa del cuerpo se llama masa magra, incluye músculos, agua, huesos y órganos, y la parte grasa se denomina masa grasa.

Eso quiere decir que, si pierdes peso, en general, puedes estar perdiendo grasa, pero también masa muscular, por cada kg perdido de manera saludable se pierde una mínima cantidad de musculo y agua.

El peso por sí solo no es confiable, durante el día ese número varía; por lo que comes, si has ido al baño o no, cantidad de agua que has tomado, si retuviste líquido, haber comido demasiado la noche anterior o, en las mujeres, estar cerca del periodo menstrual.

Por lo que perder peso no siempre significa perder grasa, es mejor centrarnos en la grasa que solo en los números de la báscula.

¿Como conocemos nuestra cantidad de grasa?

Existen varios métodos que estiman la cantidad de grasa que tenemos en nuestro cuerpo, se mide en %, y posteriormente podemos traducirlo a kg.

En hombres el porcentaje de grasa ideal varia del 10 a 12 % , y como máximo se aconseja un 20%, en el caso de las mujeres,  el ideal se sitúa de 15 a 17 % de masa grasa y un máximo 30%, de manera general, ya que estas recomendaciones varían de acuerdo a la edad y el objetivo de cada persona (ejemplo un deportista de alto rendimiento su % de grasa será menor, debido a una mayor cantidad de musculo)

Para perder tienes que disminuir la cantidad de calorías ingeridas, para perder grasa, consumiendo menos calorías de las que comemos sabiendo la cantidad y tipo de alimentos elegir, y además se recomienda realizar ejercicio de manera regular

A la hora de hacer ejercicio, obligamos a nuestro cuerpo a acelerar el ritmo de las pulsaciones y así a requerir más energía. Si lo que buscamos es disminuir grasa, es mucho más útil realizar ejercicios de fuerza (vs solo cardio) que nos ayuden a ganar más masa muscular aunque eso signifique que, de hecho, podemos pesar más (ya que el mismo volumen de músculo pesa más que de grasa).

Aquí es donde se habla de composición corporal: una persona puede pesar y medir lo mismo que otra y en apariencia ser muy diferentes. Como una pesar más que otra y tener una mejor figura . La clave está en el porcentaje de grasa de ambas:  un mayor % de masa muscular y menos de masa grasa

Para medir esto, el IMC no es útil en, ya que no diferencia en la distribución del peso. Las mediciones más comunes y menos costosas que determinan el % de masa grasa y muscular son: La bioimpedancia bioeléctrica ( basculas de tecnología avanzada) y Antropometría .

Pesarte puede convertirse en una pesadilla, la báscula puede llegar a ser tu peor enemigo y saboteador.

Hay formas sencillas de medir el progreso una vez estando en marcha:  como fotos, cambios cuando te ves en el espejo, una cinta métrica, y la ropa no mienten.

Ya que un kilo de músculo ocupa menos espacio que un kilo de grasa, cuando pierdes grasa y aumentas músculo te verás más delgado y definido pesando lo mismo.

En las dietas extremas o “milagrosas” lo primero que se produce es una pérdida de líquidos, de ahí que parezca que producen un resultado rápido, pero lo que realmente está ocurriendo es que nos estamos “deshinchando” y tal vez perdido mucha masa muscular. Pero es obvio que, si sólo perdemos líquido, éste volverá a nosotros en cuanto nos rehidratemos o volvamos al hábito previo, que es el que nos ha llevado al exceso de grasa y peso.

Todo el mundo quiere perder peso, es como el tema del momento, la mayoría tiene una fijación increíble con la balanza, entiendan que el peso no es lo que buscan, sino perder grasa.

Entender que el músculo y la grasa tienen diferentes densidades, la misma cantidad en cuanto al peso de ambos ocupa un espacio diferente.

Kilo por kilo la grasa ocupa casi el doble del espacio que el músculo.

Conocer la composición corporal nos ayudará a diseñar un buen plan de ejercicios y nutricional en función de la necesidad de perder grasa, construir músculo, o ambos.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: