Sobrepeso y obesidad, problema de salud creciente en América Latina

Sobrepeso y obesidad, problema de salud creciente en América Latina

La obesidad eleva el riesgo de enfermedades cardiovascular, diabetes, hipertensión y apnea, entre otras, que pueden causar la muerte.

El sobrepeso y la obesidad es un problema de salud creciente en América Latina, advirtieron especialistas en el marco del Congreso Obesity Week, que se lleva a cabo en esta ciudad estadunidense.

En conferencia de prensa, indicaron que los cambios en la dieta, que ahora se basa más en alimentos industrializados, comer fuera de casa y hacer menos actividad física, son los principales factores que están influyendo en un ambiente cada vez más obesogénico.

Esto, sin dejar a un lado la genética y las situaciones emocionales que puede tener cada persona para estar en sobrepeso o con obesidad.

Olivia Barata Cavalcanti, directora del Sistema de Salud y Educación Profesional de la Federación Mundial de Obesidad, dijo que entre 56 y 70 por ciento de la población adulta en América Latina tiene sobrepeso u obesidad.

Esta situación eleva el riesgo de enfermedades cardiovascular, diabetes, hipertensión y apnea, entre otras, que pueden causar la muerte.

Uno de los grandes retos para los gobiernos de la región es reconocer la obesidad como una enfermedad para llevar a cabo políticas que contribuyan al combate de esta problemática de salud que no es solamente estética.

Detalló que el aumento de peso se debe fundamentalmente a una mayor ingesta de alimentos poco saludables y el sedentarismo.

“Estamos muy alejados de los productos naturales como los vegetales y la fruta, nuestros estilos de vida han cambiado, trabajamos muchas horas, tenemos poco tiempo parar preparar comida en casa, estamos influenciados por la cultura americana, y no hay que olvidar la violencia en la región que hace no tener actividad física constante”, subrayó.

Agregó que para México la cercanía con los Estados Unidos es negativa en este aspecto porque se ha modificado su cultura en temas tan importantes como la lactancia materna, que se ha comprobado es un factor protector contra la obesidad.

También se ha adoptado el consumo de comida procesada, aunque se debe destacar que México fue pionero en la aplicación del impuesto a las bebidas azucaradas.

Por su parte, Sean Wharton, director médico de la Wharton Medical Clinic, recordó que el tratamiento del sobrepeso y la obesidad es complejo porque la biología del cuerpo defiende su peso y diversas hormonas participan en el ciclo del apetito y saciedad.

Agregó que actualmente se cuenta con diversas opciones farmacológicas para ayudar a perder peso, entre ellas la liraglutida que junto con una dieta baja en calorías y actividad física ayuda a ese propósito.

En promedio, las personas pueden perder hasta ocho kilos en seis meses de tratamiento según se ha demostrado en estudios a pacientes en la vida real.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: