Cosas que debes saber sobre los productos enlatados | ILSO Clínica

Cosas que debes saber sobre los productos enlatados

Las personas utilizan productos enlatados frecuentemente, estos ofrecen muchas ventajas, son nutritivos, duraderos y se pueden consumir fuera de temporada, permitiendo que su puedan conservar en un tiempo prolongado.

Los alimentos que encuentras en los supermercados y tiendas de abarrotes pueden venir en diversas presentaciones: naturales, procesados, envasados, enlatados y frescos. Lo importante es conocer cuáles son los más nutritivos y cómo conservan sus propiedades.

¿Son malos los alimentos enlatados?

Desde 1860, cuando Louis Pasteur inventó una forma de conservar la comida a través del calor, los alimentos enlatados han sido parte importante de la vida cotidiana; esto se debe a su durabilidad, variedad y practicidad. Sin embargo, ¿qué estás ingiriendo cuando eliges estos productos?

Las personas que comen sopa enlatada durante cinco días pueden presentar un aumento de hasta 1000% en la concentración de bisfenol A, una sustancia que se emplea en la producción de plásticos y que puede causar daños a la salud”, señala un estudio publicado por la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard.

¿Todo es malo?

Sin embargo, también hay aspectos positivos de los alimentos enlatados. Aquí te revelamos algunas cosas que no sabías de ellos.

1. Aumenta sus nutrientes…

Algunos vegetales crudos como el maíz y tomates, al momento de ser procesados para el enlatado liberan antioxidantes que mejoran su sabor y beneficios para la salud, así lo indica el investigador en alimentos Gene Lester.

2. No siempre se conserva todo

En el caso de los frijoles que se conocen como una gran fuente de fibra, ésta se pierde en gran parte cuando se enlata. Sin embargo, este alimento conserva otras de sus propiedades: hierro y calcio. Aunque, con este producto debes tener una precaución, enjuagarlo antes de usarlo pues así podrás eliminas 35% del sodio que contiene.

3. Son más seguras de lo que de imaginas

Su recubrimiento es flexible; Si la lata es golpeada y se abolla no se rompe, logrando que el metal nunca entre en contacto con el alimento, por lo que no representa un riesgo para la salud.

4. Pérdida o ganancia

El maíz enlatado, a diferencia del frijol conserva su valor de fibra, pero pierde toda la vitamina C que posee. Para contrarrestar esto puedes exprimir el jugo de un limón sobre el maíz antes de prepararlo en alguna receta.

5. ¡Cero bacterias!

De acuerdo con la Food Standards de Australia, el tratamiento de calor al que se someten los alimentos enlatados mata a todo organismo que pueda estropear el comestible o causar alguna enfermedad a quien lo digiere.

6. Adiós mitos

Actualmente los productos enlatados no contienen plomo ni arsénico; además son cerrados herméticamente y sellados con soldadura electrostáticas para evitar contaminación y no producen botulismo.

En muchas ocasiones es casi imposible evitar consumir un alimento enlatado, por ello debes tomar en cuenta lo siguiente: observa que esta no tenga arañazos, óxido ni que esté hinchada. ¡Cuida tu salud!

Los productos enlatados cuentan con desventajas como son:

  • Mayor aporte calórico: generalmente la comida enlatada contiene más calorías y grasas que los alimentos
  • Presencia de Bisfenol A (BPA): Químico tóxico que causa contaminación y diversos daños en el organismo
  • Niveles altos de minerales: Contiene unos altos niveles de minerales especialmente el sodio, siendo perjudicial especialmente para personas con hipertensión
  • Concentración excesiva de ácidos grasos: normalmente las latas contienen una mayor concentración de ácidos grasos como es el omega 3

Otros aspectos a considerar

Las verduras frescas deben ser consumidas lo más pronto posible, ya que pierden vitaminas después de pocos días, incluso conservándolas a la temperatura recomendada.

Además, los vegetales pierden sus propiedades cunado son cortadas de una forma muy fina o cuando son sometidas a procesos de cocción por largo tiempo. Lo mismo sucede con las carnes, pollo y pescado; al ser cocinados, refrigerados y vueltos a calentar pierden todavía más nutrientes.

Asimismo, es recomendables que se considere una buena higiene en la preparación de los alimentos ya que pueden llegar a contaminarse con facilidad, provocando enfermedades gastrointestinales.

Por otro lado, una de las ventajas de los alimentos enlatados es que cumplen con especificaciones y estándares de calidad, lo que hace que estos productos puedan llegar a ser consumidos.

En México los procesos de enlatado son regulados de manera obligatoria por la Norma Oficial Mexicana, emitida por la Secretaría de Salud, lo que garantiza que los alimentos sean manipulados y preparados en óptimas condiciones de calidad e higiene.

Fuentes:

Salud180
Canainca 

La comida enlatada puede ser peligrosa para la salud

 

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: